Comparte, comparte!

sábado, 4 de diciembre de 2010

I Wanna Be Adored

Vivía a su manera. Hacía sólo lo que podía proporcionarle un placer sensitivo. Vivía para hacer feliz a sus sentidos. No le importaba que la gente lo mirara como un loco, vivía para su disfrute, vivía para sentirse bien consigo mismo, para tener su interior en paz. Y si no lo hacía, era yo el que tenía que aguantarlo.

Me hablaba de literatura, de exposiciones, de moda y un poco de arte y también de cine. Pero sobre todo le gustaba hablar de música. Amaba descubrir nuevos grupos que a saber de dónde los sacaba y nunca decía sus fuentes. Aseguraba que no podría vivir sin el sentido auditivo, que si algún día se despertara y sus orejas no estuvieran en su mesita noche, moriría de pena. 
Aun así, lo que le gustaba era hablar, hablar sin parar, y escuchar, y escuchar sin parar, y volver a hablar... repetía mucho la siguiente frase: "Si hay algo de que hablar, hablamos. Y si no, hablamos por hablar". Y esa era su máxima. Despreciaba a la gente que no tenía gustos propios, despreciaba a la gente que respondía a las preguntas con un simple: "No sé". No podía con eso, le irritaba. La indiferencia le parecía la mayor forma de mediocridad y vulgaridad.

Pero claro, él tenía sus defectos. Tanto hablar le hacía olvidarse de sus quehaceres. Casi siempre eran meras formalidades sociales, las clásicas situaciones que todo el mundo hacía para quedar bien de cara a la galería, pero que a él le parecían simples fachadas en muchos casos. Se le olvidaba llamar para preguntar por cómo estaban sus amigos o su familia, pero no lo hacía porque no le importaran, simplemente, era así, un poco "despegado". También era muy despistado, casi nunca recordaba donde había dejado las cosas, pero se tomaba esto con soberbia, con altivez; decía que era normal que le pasaran esas cosas, que tenía demasiado de lo que pensar y que no le importaba, que tarde o temprano las encontraba.

Te aseguro que te estarás riendo desde donde estés mientras ves como te entierran, conociéndote, seguro que esta sonido del aire correr son tus carcajadas. Tus orejas las dejaste en la mesita de noche de Ella, por cierto, las tengo aquí y no sé que hacer con ellas.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

¿Por qué me llamas a estas horas?

"El libro es como la cuchara, el martillo, la rueda, las tijeras. Una vez se han inventado, no se puede hacer nada mejor. No se puede hacer una cuchara que sea mejor que la cuchara. El libro ha superado la prueba del tiempo. Quizá evolucionen sus componentes, quizá sus páginas dejen de ser de papel, pero seguirá siendo lo que es."
Umberto Eco

Es su jersey, es el jersey. Sin el jersey, no es nada. Sin esa foto con ese jersey no es nadie. Sin ese nombre modificado para ocultarse en la red de redes mientras aparece en esa foto con ese jersey no existiría.

Es en ese jersey donde se cimienta su leyenda. Esa casi una obsesión ese jersey. El día que se haga inmortal, lo será por su jersey. El jersey se hará inmortal, la leyenda será para su jersey; lo demás será carne de cañón para el olvido. Nada le importará a la humanidad salvo el jersey. No existirá como recuerdo de un ser humano. Su ser será todo olvido y el jersey el único, el verdadero recuerdo. El jersey será imborrable.

La humanidad soy Yo. Yo, como representante de la humanidad, recuperaré tu olvido. Pero primero he de obtener la mayor forma de inmortalidad. El jersey. Ese jersey, y no otro, ha de ser mío.
Y cuando lo recupere, será sólo para mí. Tu olvido será mío y no haré nada por mostrar a las demás humanidades que hay dentro del jersey. Sólo yo disfrutaré de él. Y ciertamente, a nadie le importará.

sábado, 23 de octubre de 2010

Mis camEllos.

Son las 5 de la mañana, acabo de llegar de fiesta, y he llegado a casa con la "Cerca" el primer adelanto completo de Ellos en la cabeza; por suerte... ¡no consigue salir de mí!

El caso es que con Ellos yo siempre he tenido una buena relación. Quiero decir, siempre los he tenido ahí, en la recámara. Es como esos buenos amigos que aunque les des un poco de lado siempre estarán ahí para sacarte adelante.

Mi historia con Ellos empezó más o menos (no lo recuerdo exactamente muy bien) en 2003 o así. Recuerdo que a finales de ese verano, en el canal local de Andújar echaban Fiesta TV (sí, ese canal cani) en el que se colaban algunas cositas que a mí me llamaban la atención. Por esa época yo seguía muy flipado con el One de The Beatles, mi regalo de reyes de hacía dos años, e internet no había llegado a mi casa aun. El caso es que una vez vi un videoclip en que unos chavalines se reían de un muerto en su ataúd porque a este no le había ido muy bien en su "exitosa" vida. Pues eso, que a mí con 13 años, y con lo poquito que llegaba a casa de música diferente, eso me flipaba. Recuerdo mañanas enteras esperando poder volver a escuchar otra vez esa canción (¡sí, era Campeón!) y tener que tragarme a gente como Antonio Orozco o Melendi que ya por ese tiempo me resultaban un poco cansinos.

 
¡Que hijos de puta, ponen a Cecilia Freire en su videoclip para ponerme aun más!

Bueno, que nos desviamos. Este era el videoclip que yo deseaba ver cada mañana de los últimos días de verano. La sorpresa llego cuando ese mismo mes, mi hermana se las apañó para que mis padres nos compraran una tarjeta de estas de internet para un mes (o algo así, la verdad es que a mí por esa época me importaba bien poco esto de la World Wide Web). Yo sólo le pedí a mi hermana que me pusiera a descargar esa canción, que hiciera lo que fuera, pero que descargara esa canción, que yo la quería. ¡Yo creo que tardó eso más de una semana en descargarse por el mítico Kazaa de esa época! Pero la espera consiguió su recompensa, ¡por fin tenía esa canción para mí!

Ahora es cuando damos el primer salto en el tiempo. Como todo, ese mes de internet acabó, y a mí, como he dicho antes, me importó bien poco. Yo estaba más interesado en ganar el partido de fútbol de por las tardes en el parque, o de conseguir los primeros besos (intentos fallidos, por cierto) de las muchachas en el instituto, o de conseguir una Play2... digamos que era la adolescencia, edad en la que uno se fija en otras cosas. 
Nos situamos en las navidades de 2006; y yo las pasé en Barcelona para celebrar el nacimiento de una nueva prima (la mejor prima del mundo, por cierto) y de la que puedo decir que su padre, además de mi tío, es un amigo y mi "gurú" musical. Por esa época, yo estrenaba el MP3 que mis padres me compraron para Reyes pero que me dieron por adelantado para que lo disfrutara mucho más. Pues bien, este tío del que les he hablado antes, al ver que yo tenía "Campeón" de Ellos en el mp3 se sorprendió bastante (mucho, diría yo) de ver como un niñato de 15 años tenía en su mp3 ese grupo del que nadie sabía nada. Por suerte, él tenía el disco de esos "chavalines que se reían de un muerto en su ataúd" y me lo pasó enterito a mi mp3. ¡Les aseguro que fue uno de los mejores regalos de Reyes que me han hecho nunca! ¡Para alguien que por esa época ya empezaba a sufrir los primeros amores y desamores, canciones como "Cuélgalo", "Imposible" o "Dicen que te vas" le resultaban perfectas! 
Tuve unos meses en los que Ellos y Quique González, junto a Sidonie y Lori Meyers (estos gracias a mi hermana) eran lo único que sonaban en mi mp3. Como verán, no podía hablar de música con nadie, eran como mis pequeños tesoros, sólo para mi disfrute.

Es aquí cuando damos el segundo salto en el tiempo, y nos situamos a finales de 2009. No volví a buscar nada más de Ellos; tuve una época (3 años, casi) en la que sólo me interesó Bruce Springsteen, Bob Dylan y profundizar más en mis adorados Beatles. Sin embargo, esta pasada Navidad, este mismo tío del que les hablo me habló de que Ellos había sacado un disco nuevo el año anterior (2008) y que además había conseguido su primer disco. La curiosidad me pudo, y gracias a Spotify y a él, conseguí obtener los dos nuevos discos de los "chavalines que se reían de un muerto en su ataúd". 
Aquí es donde de verdad Ellos empiezan a ser importantes para mí. ¿Por qué? Porque nada más acabar la Navidad entré en una depresión de caballo (por diversas causas) que me tuvo encerrado en casa cerca de tres meses con un miedo atroz a salir a la calle, a relacionarme con la gente. Si paseaba y alguien me miraba, llegaba a casa casi llorando y con ataques de ansiedad (¡a mí! ¡que nunca he conocido lo que es la vergüenza!). Gracias la ayuda involuntaria de Ellos, y escuchando sus tres discos, puedo decir que salí de la depresión. Sí, es cierto que si dijera que sólo ellos me curaron sería muy exagerado, y estaría mintiendo, pero canciones como "Fin de emisión", "Paso de ti", "Diferentes", "Dicen que te vas" o "Algún detalle" ayudaron a que saliera adelante.

Por eso es por lo que soy tan "talifán" de Ellos. Y el que no me quiera creer, que no me crea, pero esto queda escrito en este blog, donde todas las cosas que he escrito tienen relación con mi vida y mi realidad.

Sin más, les doy las gracias a Guille Mostaza y a Santi Capote por ser, por siempre, Ellos. Aquí siempre tendrán un fan.

P.D: Y pedirles perdón por no tener ninguno de sus discos originales y por no haberlos visto aun en concierto. De lo primero es culpa mía, por tener menos dinero que el que se está bañando. De lo segundo no tiene nadie culpa, estoy seguro que los veré en Málaga el 16 de diciembre.

P.D2: El 2 de noviembre, para los dejados como yo, sale el nuevo disco de Ellos a la venta, así que todo el mundo a comprarlo. Aquí les dejo "Cerca", el single que no consigo quitarme de la cabeza.

Buscar más artistas como Ellos en MySpace Music

jueves, 30 de septiembre de 2010

He Would Have Laughed

Ese Gordon resultó ser otro más. Ciertamente nuestro primer contacto fue interesante; se acercó a mí sólo para decirme que mi camiseta de arcoiris lluviosos molaba y me hizo tanta gracia que le invité a que se sentara y que acabaramos juntos nuestro tercer café de la mañana. Más que nada era una compañía, ni buena ni mala, pero sí una compañía visto lo deprimente que era esa cafetería.

El caso es que en un principio me pareció una persona con la que poder mantener una conversación. Me preguntó que estaba escuchando y se sorprendió de que le dijera... mmm... bah, da igual, no me acuerdo de lo que estaba escuchando en ese momento. Se ve que le gustaba ese grupo, porque se puso muy nervioso, no hace falta ser muy avispado para darse cuenta de que no hablaba con mucha gente con gustos parecidos a los suyos. La conversación siguió su curso normal, salvo que cada vez que intentaba dárselas de interesante, yo ya conocía por dónde iba a salir, ya conocía a ese grupo, a ese escritor, nada de lo que me dijo fue nuevo para mí, y en ese momento el pobre ya no podía más, le iba a dar un ataque de nervios. Por un lado estaba excitadísimo por tener alguien con quien hablar, y por otro, yo notaba como me miraba casi con odio; parece que no soportaba que hubiera alguien que conociera más cosas que él.

Sí, confieso que yo lo maté. Pero fue un asesinato totalmente involuntario y que ayudará a todos. El primero a él, que por fin se dio cuenta de quien era, quiero decir, se dio cuenta de quien no era.

El golpe de gracia llegó cuando me preguntó mi nombre y yo le respondí. Ahí, acabó por desfallecer no sin antes escribirme en un papel la dirección de un tal Filippo que estaría encantado de conocerme.
Acabo de salir la casa de ese tal Filippo y es la persona más interesante que he conocido nunca, no sé como serán los demás, pero a mí este Filippo me encanta.

Por cierto, mi nombre es Sabina y maté a Gordon Comstock. El mismo Gordon Comstock que me dio vida.

martes, 31 de agosto de 2010

Half a person.

[Es un tío muy especial. Raro en muchos aspectos, ¿sabe lo que quiero decir? Por ejemplo, cuando yo le conocí. Cuando le conocí pensé que era un snob. Sí, un jodido snob de mierda. Eso es lo que pensé. Pero no lo es. Es sólo que tiene una personalidad muy original y cuesta un poco llegar a conocerle bien.]

Holden Caulfield 

Llegaste a casa, cogiste el primer trozo de papel que encontré, y sólo diste con este boli, que morirá antes de que puedas terminar de contar todo esto. Lo que te pasó hoy no sabes si volverá a pasar, es más, no sabes si de verdad quieres que se repita, si te gustó o si por el contrario ha sido la experiencia más asquerosa que has tenido nunca. Puede que incluso sea la más enriquecedora, o que mañana ni siquiera la recuerdes. Sin embargo, lo hiciste. 

Sí, dilo, disfrutaste mientras todo ocurrió. Era lo que estabas deseando. Sólo necesitaste que alguien te dijera lo que eras, que te destrozara, que te hiciera el corazón trizas, que tumbara todos los pedestales donde tenías todos tus mitos. En definitiva, alguien que te dijera la verdad a la cara, que te hiciera ver que no eras más que un simple "intento de"; ¡Sí! ¡Sólo eres eso! ¡Seguro que hasta Sally te rechazaría! 
No te diste cuenta de que eras la última persona con la que alguien interesante se pararía a hablar hasta que ella no te lo dijo. Pero no te preocupes, todavía no es lo suficientemente tarde. Aun puedes disfrutar de tu verdadero yo unos pocos minutos antes de tu muerte, ¿era eso lo que querías? ¿no? Pues ya te has encontrado. Has necesitado que alguien, que ella te diga todo eso, y al final eres tú. ¿O deberías decir que eres ella? Bah, ya da igual, ahora sólo tienes que disfrutar de tu agonía hasta que venga el Fadux Odenrick.

No malgastes tus últimos suspiros en decirme que al final encontraste a Sabina, ya sabía que todo esto iba a ocurrir. Y no te preocupes, ya preparé tu réquiem. Todo está preparado para despedir al mayor idiota que pisó La Tierra. Al menos todo el mundo podrá presenciar la despedida más preciosa que se haya visto nunca.

P.D: El boli ha sobrevidio. Tú no lo harás.

I can't hate you for being just what everybody thinks you are...

sábado, 28 de agosto de 2010

Ham 'a' cuckoo

Definitivamente, lo que le hacía sentirse mal para consigo mismo y con todo lo que le rodeaba era la mediocridad y el hecho de que todo siempre fuera igual. No había nada a su lado que se presentara como una novedad a su aburrida vida. Necesitaba alguien, algo, lo que fuera, a lo que agarrarse; no podía resignarse a acabar así, sin poder disfrutar de algo nuevo que le alegrara y le motivara pasa seguir adelante. Lo encontró, estaba latente dentro de él desde ese regalo de reyes de 11 años. Sólo tenía que sacarlo a la luz, vivir como quería.

Sin embargo, aunque ser así le encantaba, muchas veces se sentía sólo. No podía ser verdad que no hubiera nadie más allá de su "extravagancia". Y era cierto, sólo tenía que buscar, perseverar, y al final, llegarían a él.

Su felicidad se encontraba en el corazón de los demás. Sólo debía encontrar a la gente justa, en el momento más inesperado y sumarla a la demás gente interesante que conocía para volverse invencible.

Epílogo
[Nanananananananana campeón.
Nanananananananana campeón.
Quiero ser como tú, ser tu amigo, campeón.
Quiero salir contigo, campeón.]



miércoles, 18 de agosto de 2010

¡Estos narradores!

Buenas, me llamo Oliver y en esta entrada seré su narrador. Pueden estar tranquilos, tengo mucha experiencia en el negocio. Mi primera narración fue un cuento infantil, típico narrador omnisciente neutral. No guardo buenos recuerdos de aquella época pero por algún sitio había que empezar. Una vez que tenía prestigio suficiente los escritores requerían mis servicios sin parar. Yo narré Los Pazos de Ulloa. Me sentía libre. Se me permitía expresarme libremente e incluso ridiculizar a esos personajes acaparadores. Si, acaparadores. Ellos siempre atraen la atención. ¿Y qué pasa con nosotros los narradores? Claro que nuestro trabajo es narrar, por eso yo narraré. Lori me ha hecho este encargo, por eso estoy aquí, pero como ya tengo una reputación también tengo derecho a expresarme, a ser el protagonista de mi oficio. Aquí yo soy el que manda, yo soy el Dios de la literatura. Yo decido que es lo que puedes saber y lo que no, elijo quién merece ser bien visto y quién merece ser odiado.

Carlos se miraba en el espejo. Si observaba sus ojos durante un rato quedaba hipnotizado, no podía apartar la vista y al mismo tiempo dejaba de reconocerse. Su cara se difuminaba en un segundo plano y parecía…


¡Pues vaya un engreído! Ahí lo tenéis, mirándose al espejo. Parece que no tiene nada mejor que hacer. Si narrase mi propia vida sería mucho más interesante. Pero claro, ¿a quién puede interesarle la vida de un narrador? Pero si estás dispuesto a leer esta entrada yo puedo obligarte a leer mi vida porque será lo que te narre.


Llevo varios días con dolor de cabeza pero hasta el jueves no puedo ir al médico. Hace tan sólo un par de 
horas que me tomé la última pastilla. Tendré que esperar.


…en la cama escuchando el sonido del reloj que le hace pensar que ese día no acabará nunca.


Pues puede que él no lo sepa pero se lo digo yo: Ese día no acabará, al menos no para él. Estoy harto, soy demasiado importante para rebajarme a este nivel. No voy a seguir narrando. No pienso terminar esta

Emma Coneja


P.D: Esta Emma Coneja, siempre será una caja de sorpresas infinitas...

martes, 10 de agosto de 2010

Book of stories

Hacía demasiado tiempo que no leía nada. Traía entre manos a ese autor que gustaba de cambiar y crear el lenguaje a su antojo, pero no conseguía sacar tiempo suficiente como para poder tratarlo con tranquilidad. Sin embargo, su malestar personal tenía una clara justificación; todo lo hacía por la causa más noble que había conocido el ser humano, lo hacía todo por el vicio.

Parecía que la búsqueda de su Yo podría llevarle más tiempo de lo que iba a durar su vida. No le daría tiempo a aprender, a descubrir, a conocer todo lo que quisiera, porque siempre había algo más. El estudio del hombre como culmen de la sabiduría y la belleza máxima era la más ardua de las tareas nunca conocidas. Aunque bueno, a Gordon al final la belleza no le interesaba tanto, ya se sabe que la belleza es un hecho pasajero salvo que seas retratado por Basil Hallward.

En esos pensamientos estaba inmerso esa mañana. Esa misma mañana en la que la náusea por no poder llegar más lejos de su cama le hacía sentirse aun peor consigo mismo. Estaba claro que a este paso no iba a encontrar nunca a su Yo. Tal era la opresión que sentía para consigo mismo, que en un arrebato de ira decidió lo que había a su lado. Con toda la calma que le fue posible concentrar, quemó todos sus discos de esos grupos tan poppies, todos los vinilos de Bob Dylan, todos los libros que tanto había amado no hace mucho tiempo, y cuando todo estaba envuelto en llamas, se arrojó al vacio desde el balcón de la habitación 7707.

Justo antes de llegar al suelo, lo pensó mejor y aterrizó suavemente justo al lado del bar para tomarse la primera pinta de cerveza del día. La verdadera Malta le gustaba demasiado como para acabar con todo y no poder volver otra vez.

Epílogo
[Nadie quiere que se acabe,
pero ha terminado el sueño]

sábado, 17 de julio de 2010

Cerrado por borracheras... digo vacaciones!

Bueno, agentes, aquí el que les escribe cierra el chiringuito hasta más ver. Por desgracia para vosotros, no chapo el blog totalmente, el 8 de agosto estoy aquí volviendo a vomitar lo que pasa por mi cabeza para que ustedes se rían de mí y sigan confirmado lo reventado que estoy.

La razón del cierre temporal es que esta misma noche parto para Malta, se ve que Zapatero no quiere darme la beca general, pero sí que ha querido pagarme unas vacaciones, y claro, no seré yo el que las rechace. 3 semanicas "estudiando" inglés rodeado de guiris a cascoporro y alguna que otra fiesta chanante (esto lo pongo así porque sé que mi madre lo va a leer, para que no se preocupe j0j0j0).

Sin más, a los que se queden en Andújar les doy mi más sincero pésame, a los que se vayan fuera, que disfruten, y a los que vengan de otro planeta, que disfruten más todavía, que no saben lo afortunados que son de no haber nacido aquí.

Un abrazo a todos y tengan una vida un poco más poppie, que les hará más felices!!!

P.D: Muchísimas gracias al blog www.loshijosdelpapatopo.tk por publicar mi última entrada en su página, me alegró muchísimo!

viernes, 16 de julio de 2010

Oso Panda, Oso Panda.

En la vida, como en todo, las personas se suelen dividir en dos tipos, sobre todo en España. O eres de izquierdas o de derechas, del Madrid o del Barça, pijo o no pijo, te gusta leer o no, eres un poppie de mierda o no... y para acabar, si eres un poppie de mierda, encontramos un nuevo subgrupo: o amas a Papá Topo, o los odias con toda la fuerza de su ser.

Yo, por suerte pertenezco al primero, al que los ama sobre todas las cosas y el que disfruta con sus canciones, esas canciones que te alegran el día cada vez que las escuchas. Mucha gente de mi alrededor cada vez que suena mi teléfono (sí, tengo Oso Panda de tono para cuando me llaman) se vuelve y me dice la típica frase de: "Qué es esa mierda?" o si estás esperando en algún lado te miran mal. Más daño hacéis vosotros con esas canciones de los anuncios de Antena 3 que a los dos meses ya están anticuadas.


El caso es que en el mundo indie se vive cada trabajo de Adrià y Paulita con muchísima expectación, tanto por sus legiones de seguidores como por sus detractores, que a veces caen en el fácil insulto personal hacia ellos. Sin ir más lejos, yo he llegado a escuchar el típico argumento de la España profunda de: "Un pico y un pala les daba a estos" o "Vaya un gafapastas maricón..." Ante estos argumentos, uno mira hacia otro lado y se descojona, porque razonar, poco se va a razonar. A mucha gente claro que le puede resultar muy extraño que alguien de 20 años pueda escuchar por gusto a este grupo un poco infantil, con estética retro y con letras cursis, pero sin embargo a mí me parece que encajan con la etiqueta perfecta de música pop. Música sin más pretensiones que hacer disfrutar y con ganas de traer un poco de felicidad al día a día, que ya es de por sí bastante aburrido. Amén de ser pegajosas a más no poder. En mi familia todo el mundo sabe continuar la canción de Oso Panda cuando a mí se me escapan los primeros "Osos panda" de la canción, es más, mi padre la quiere como tono del móvil!  


También he de decir a favor de Papá Topo que ya quisieran muchos grupos que aún no han sacado su primer largo al mercado contar con dos videoclips en su haber (geniales los dos, por cierto, siendo el segundo estrenado hace dos días), haber actuado en el Primavera Sound, contar con Guille Milkyway como padrino musical, llegar al número 1 de la MTV por delante de grupos como Hidrogenesse, telonear a una de las mejores bandas de indie pop estatal como son Los Punsetes en el inicio de la gira de su nuevo disco en Madrid e incluso un próximo concierto en Inglaterra en el festival Indietracks. Casi nada para dos chavales que aun no acabaron el bachillerato!!!


Sé que ni Adrià ni Paulita leerán esto, pero desde aquí me gustaría mandarles mi más sincero apoyo tanto a los dos como a Papá Topo. Lo que deben hacer con las críticas destructivas que buscan el daño personal es reírse de ellas, y nada más, a disfrutar y a seguir creando más canciones y videoclips, que yo al menos espero el de "La Chica Vampira"!


Sin más, les dejo con el último videoclip de los Topos, de su canción "Lo Que Me Gusta Del Verano Es Poder Tomar Helado". 


lunes, 5 de julio de 2010

No sabéis de fútbol, hijos de puta.

Sale uno a pasear estos días por la calle, y ve todo el pueblo engalanado con las banderas rojigualdas. No parece que sea Romería, aunque bien podría pasar por ello, porque son los mismos catetos los que adornan su balcón con estos adornos, sean los que sean. ¿Qué pasa? ¿Tenéis que mostrar que sois los más patriotas del pueblo? Dais pena...

Luego llega la hora del partido, y te sorprende ver la de gente que de repente se ha vuelto la más futbolera del mundo y es obvio... ¡el orgullo patrio está en juego! Todo el mundo, pijas que sólo ven el fútbol para decir: "¡Qué bueno está Torres!" o para demostrar de nuevo su patriotismo pintándose todo su cuerpo con banderas de España, abuelas, e incluso homosexuales que ni han jugado, ni han visto fútbol en su vida, pero que cuando llega la hora de La Roja, se suben al carro. No importa nada, no importa que no sepan quien es Torres (ah no, este sí, ¡que está muy bueno!) o que conozcas a Llorente desde el momento en el que a Krusty le dio por sacarlo contra Portugal, o que pienses que Luis Aragonés es un viejo senil porque se mete con el "mejor entrenador del mundo" como lo es Del Bosque (el único capaz de hacer jugar mal a esta selección, y que se la pegó en el partido más importante desde que está en el cargo contra una selección de segundo nivel)... todo esto no importa; ¡España gana, y todos somos de España ahora! ¡Cucha, como el Barça de Guardiola! Me gustaría veros a vosotros hace cuatro años cuando Zidane nos jubiló, o cuando el propio Barça hace dos temporadas acabó a 18 puntos de uno de los peores Madrid de la historia. ¡Eh, pero no pasa nada! Todos sabemos que tú has sido el más fiel seguidor de España en toda tu vida.

Ante esto, yo sólo digo dos cosas: una; que me río de todas vuestras muestras de patriotismo exagerado, porque ya se sabe que sólo hay una cosa peor que la masa; y es una masa imbécil y borrega unida para con una causa fervorosa. Y por otro lado, que yo también disfrutaré el miércoles si España pasa, pero porque yo he sufrido las eliminatorias del 1998, 2002, el 2004 y el 2006, cuando vosotros, patriotas, pasabais de animar a un grupo de tíos en calzones que le daban patadas a una pelota y que ganaban mucho dinero pero no títulos. Si de verdad sois tan futboleros, os invito a acompañarme a ver los partidos de mi amado Milan, que se hace muy aburrido cagarme en los muertos de Favalli, Borriello y Zambrotta yo solo.

Pásenlo bien, y esperemos que a Paul el Pulpo le de por elegir a España de la misma manera que eligió a Alemania no hace mucho.


P.D: ¡¡¡¡Dios, un taco en el título!!!! ¡¡¡Fantasma del ser políticamente correcto, no me azotes!!!
P.D2: Pep Guardiola sí que es guapo, no Torres.
P.D3: Gracias por hacer que esta mierda tan grande como un piano haya llegado a superar las 1000 visitas. Un abrazo y gracias a todos =).

miércoles, 30 de junio de 2010

Mi novia es un zombie.

Llegué a casa y me encontré esta nota firmada por Gordon:

"Ten, mi lista de canciones que te harán salir adelante de cualquier imprevisto. El pop nos hará más fuertes, FeliPop."
P.D: ¡No se las enseñes a nadie!

Demasiado tarde, Gordon, espero que no me lo tengas en cuenta...

Ni dependo de ti, ni dependes de mi...

Que por poco acabas conmigo pero soy difícil de matar...

Tú, que decidiste que tu vida no valía....

Todos a una... Fiesta en la luna!!!!!

[Epílogo]

Debería haber grabado a Adrianita cantándola, era tan mona... =)

P.D: Sé feliz, FeliPop, acuérdate de lo que pasó hace exactamente un año.

lunes, 28 de junio de 2010

Estado civil: Ciegos

Es un placer contaminante disfrutar de unas ciruelas bañadas con un litro para luego no ir a ninguna parte.

- Joder illo, siempre venimos a pintar igual, están todos los botes vacíos.
- Sí tío, yo mientras le haré unos churretes en el diente; porque estoy haciendo todo esto gracias a los botes de los chinos. Y encima Pippo para una vez que coge un bote va y gasta lo poco que había en hacer esa puta mierda encima del TPR ese chungo.
- ¡Saeta, bébete ese litro! ¿Las llaves del Sxara? Tú sabrás, ni que yo cogiera el coche, chacho!
- ¡¡¡Tráete un poco de brillante para esto, illo!!!
- ¿Qué me cuentas con las ovejas y las ratas?
- ¿Saeta, tráeme el amarillo! Si? ¡Qué no tengo las llaves del Sxara!
- ¿Qué me cuentas? Si está por allí.
- ¡Hostia, los maderos, corre!

Cuando escribí esto, parecía menos mierda y más largo, pero con cariño para Il Moco y Sae Uan.

lunes, 21 de junio de 2010

Y era cierto...

Se convirtió en una de las aficiones favoritas de Emma Coneja; a Gordon le encantaba esta nueva afición. Siempre era una sorpresa ver como le regalaba su post-it, y cada día era aún más sorprendente y extravagante. A ella le divertía ver como Gordon no se daba cuenta de que ya contaba con su nuevo pos-it.

Take me home, take me home, take me home, don't know how I got here, but now you...
How many times must a man look up before he can see the sky?
Blame us cause we are who we are. Hate us cause you'll never get that far...
They all laugh and slap me five.
A cualquier otra parte.
I can't stop feeling, no, I won't stop feeling.
Morir es aprender a esperar y vivir, vivir es aprender a ver en la oscuridad.
On the way home.
Puede haber en mi cabeza un millón de pájaros pero así soy feliz...
Aprendimos a mirar con la duda entre los dedos y a tientas.
A little bit of heaven but a little bit of hell.
Tan ocurrente, tan singular, tan él, tan seguro, tan casual, tan sorprendente, tan súperguay.
Eres tú quien puede ver luciérnagas y mariposas.

Y tenía tantos millones de post-its hablando de Emma Coneja en su dormitorio...


miércoles, 9 de junio de 2010

sábado, 5 de junio de 2010

Els amics de les arts.

"El ventilador era bonito. En él ponía Deluxe, y era retro. Le recordaba a una película antigua en la que en un buffette de abogados aparecía un joven y guapo letrado."
Emma Coneja

Ese día, Lori estaba muy excitada... no, no es excitada la palabra justa, más bien diría que estaba un tanto irascible. Le habían cambiado de casa, unos trolles vestidos de blanco llegaron esa mañana a su casa y empezaron a forrar todos los muebles... cuando se quiso dar cuenta, Lori estaba de camino a clase sin haber desayunado, con un humor de perros, y sin casa, pero lo que a Lori le molestaba era que no podría dormir en su cama esa noche. Bueno, ni esa noche, ni nadie sabe hasta cuando...

Llegó a clase, y resultó que ese día también apareció por ahí Gordon. Ese raro de Gordon... con esa camiseta tan rara de rayitas blancas y naranjas muy pequeñas, sus cascos, y demás cosas tan raras que llevaba desde que se volvió (más aún) poppie. ¡Daba asco con ese gusto por lo naïf y por todos esos grupos tan extremadamente alternativos que ahora escuchaba! El caso es que Gordon se iría en poco tiempo. Los dos sabían que se echarían de menos cuando se separaran. Emma saludó a Gordon con su clásico "Qué pá?" y él contestó lo de siempre, y lo de siempre era quejarse de cualquier cosa, siempre le dolía algo, o se quejaba de alguna nimiedad que le había pasado recientemente; ¡vaya un viejo cascarrabias!

La clase comenzó, y Lori centró su atención en el nuevo ventilador de pie que habían llevado a clase para paliar un poco el calor que ya empezaba a atosigar por esa época. Lo que podría hacer con el ventilador... ¡Sí, sin duda lo haría! De repente, Lori se levantó de su asiento y acabó con su agonía. Todo había acabado, y todo gracias al ventilador. ¡Qué se pudriera en el infierno!
A Gordon le pareció interesante lo que hizo Lori con el ventilador, ¡Quién iba a pensar que una perrita tan mona iba a hacer eso con tanta frialdad! Con un ladrido de autosuficiencia, le pasó el ventilador a Gordon, y éste ya sabía lo que hacer con él.

Acabó la clase, y Gordon y Lori se despidieron hasta la próxima vez que se vieran. A Gordon le invadía una curiosidad por todo su cuerpo, quería saber si podría utilizar el ventilador de la misma manera que Lori; se ve que la Chef 2000 le había fallado últimamente... Llegó a su pueblucho, y se volvió a sentir abrumado por esa maldita campaña sobre el SI. Joder, qué cansina era La Asociación... ¡Todos sus miembros se mataban entre ellos! Todos deseaban que el contrario se hiciera pedazos, y Gordon ayudó tanto a unos como a otros.

Gordon acabó entre rejas. Me contó esto la última vez que fui a visitarlo, y a pesar de que le quedaba un largo periodo de estar aun en la cárcel, no le importaba. Había acabado de raíz con la lacra de su pueblo (ya no lo llamaba pueblucho), y ahora nadie se acordaba de La Asociación. ¡Y todo gracias al ventilador de Lori!

[Epílogo]
Voy a rezar a San Martín de Porres, santo patrón de los mulatos, para que triunfe nuestra causa contra La Asociación. Dado que también se le invoca para combatir a las ratas, seguro que nos ayuda.

"Després tot això acaba siguent un rotllo patatero"

martes, 25 de mayo de 2010

Number 9, number 9...

Lucy acababa de despertar. No tenía ni idea de dónde estaba, la luz del sol entraba por el único ventanal de la habitación. La confusión era total en ella, no sabía ni qué era esa habitación, ni de la manera en que había acabado allí, ni el tiempo que había estado dormida.

A pesar del dolor infernal que le oprimía las sienes, Lucy no temía por su materia gris. Sabía que tarde o temprano todo explotaría; sus ojos se le saldrían de las cuencas, los sesos se desbordaría e inundarían sus fosas nasales, sus oídos, sus cuencas vacías... La Náusea la oprimiría de nuevo... La Náusea marcaría su existencia... La Náusea haría de Lucy una nada... ¡La Náusea!

La culpa era de ese pseudo escritor de pacotilla que se las daba de alternativo y que en realidad no tenía dote alguna para las artes; ni literarias, ni plásticas, ni musicales...Sólo se dedicaba a copiar a los otros, y además, de manera pésima. Era... se llamaba... ¡agh! ¡A Lucy se le había escapado la parte de materia gris en la que guarda el nombre del causante de todo su mal!

¿Qué estaba pasando? ¡Las cosas se borraban a su alrededor! La materia gris de Lucy inundaba toda la habitación, y en ella, Lucy veía imágenes que le resultaban familiares, pero que no era capaz de unir... todos sus recuerdos se le escaban... ¡La Náusea! ¡Era la Náusea la que había actuado hasta el final!

Sin embargo, Lucy no tenía miedo, no temía la pérdida de su existencia. Sólo odiaba a ese escritos maníaco compulsivo que le habló de todo esto. Él, Gordon...
¿Gordon? Ese nombre le había hecho recuperar de nuevo su materia gris. Lucy volvía a estar al lado del escritor. La felicidad llenaba a Lucy, la Náusea nunca volvería. Lucy miró a su único acompañante y le susurró al oído:

- Ayúdame a llegar al cielo. Todo el mundo ha de ver mis nuevos diamantes, Gordon.


jueves, 20 de mayo de 2010

Halleluwah

La soledad le gustaba a Gordon. Sus momentos más lúcidos siempre llegaban en sus momentos más solitarios, bueno, deberíamos remarcar esos momentos solitarios, porque la verdad es que Gordon estaba la mayor parte del día sólo; cuando hablamos de soledad, hablamos de esa verdadera soledad en la que el hombre se encuentra consigo mismo, ese momento era cuando Gordon decidía irse a la cama.

Gordon acabó por tomar un ritual para ese momento. Si no lo hacía, ni conseguía dormirse, ni conseguía estar tranquilo. En primer lugar, siempre leía el libro que se trajera entre manos en ese momento, no me pidas que recuerde lo que está leyendo en este momento, sería demasiado para mí; aunque recuerdo especialmente una novela… Gordon siempre me decía que era una historia de amor, y al decir que era de amor, siempre añadía la coletilla “es decir, una historia de celos y sexo”. Bien… superado el primer paso del ritual, Gordon parecía dispuesto a dormir, es más, si dejaba de leer era porque sus ojos pedían clemencia (sus ojos no comprendían que nada le gustaba más a Gordon que leer por la noche, cuando se encontraba totalmente en soledad… eran un poco caprichosos ellos…) apagaba la luz, cerraba los ojos dispuesto a dormir, pero nunca se dormía, a pesar de su cansancio. Al final, siempre acababa levantándose de nuevo, bebiendo agua y escuchando en su iPod a ese grupo islandés (el cantante era vizco y gay) que, vete tú a saber, no le puso ni nombre a ese disco ni a las canciones del mismo que tanto le gustaban a Gordon. Al final, por agotamiento, Gordon acababa sucumbiendo a la llamada de Morfeo.

Por supuesto, desde que Gordon apagaba la luz por primera vez hasta que se dormía, miles de pensamientos volaban por su cabeza a velocidad de crucero. Siempre me decía que en cuanto le venía uno nuevo, el que tenía anteriormente ya se había disipado por completo, olvidándolo por completo. La de buenos escritos que hubiera podido hacer Gordon si se hubiera decidido a plasmar esos pensamientos en papel, pero siempre decía que si lo hacía, traicionaría a sus pensamientos, porque no sería capaz de “traspasarlos” de manera completa; y me traicionaría a mí, y a todos las personas a las que le llegaran. Además, siempre terminaba añadiendo que a nadie le importarían sus preocupaciones. Yo creo que simplemente le daba vergüenza, él mismo se ruborizaba sólo de pensarlo y de contármelo.

Y a pesar de su soledad, Gordon era feliz. En otro tiempo, lo mismo lo habría sido, o lo sería más, pero recuerdo ese momento en el que me dijo: “Todo ha acabado”. Y en ese mismo momento, se puso una de sus muchas (extravagantes) gafas de sol y con una ligera sonrisa, dejó que el libro que tenía entre sus manos lo atrapara por completo…

Epílogo

Lo que ya no lo es tanto es no poderme levantar.

Si escribo esto escuchando “Revolution 9”… es normal.

[Estás enfermo]

martes, 18 de mayo de 2010

Estás enfermo.

Si consigo quedarme prendado del olor de unas páginas... es normal.
Si digo que no salgo y llego a casa a las 8 de la mañana... es normal.
Si hago apariciones estelares en el Mercadona... es normal.
Si la felicidad depende de una canción... es normal.
Si me levanto a las 3 de la mañana... es normal.
Si me envuelvo en cinta policial... es normal.
Si soy esclavo de mis gadgets... es normal.
Si siento La Náusea... es normal.
Lo que ya no lo es tanto, es que haga algo considerado como anormal.

En consecuencia, propongo seguir siendo normal y seguir prendado de esas orejas en trenza.

Nunca [...] tu voz, tu sonrisa, tu manera de mirar, tu maldad, tu habitación, tu portal...

Emma Coneja
Cecilia Freire
Georgy Girl
Pep Guardiola
Paulita Demaiz
Ashley Tisdale
Rafa Nadal
Alice Glass
Luján Argüelles
Carolina Martín
Regina Spektor
Sabina
Christina Rosenvinge en los 80
La Chica del Mechón Azul
L. Wells
Ana Ivanovic
Arevane Rezai.

Las mujeres lo tenéis mucho más fácil...

martes, 11 de mayo de 2010

Esta semana, FeliPop lee a...

Lou recuperó su antiguo trabajo, el que había perdido por emborracharse, y ahora juraba que sólo iba a beber los fines de semana.

-De acuerdo, amigo - le dije - mantente lejos de mí, yo estoy bebido y bebiendo todo el tiempo.
-Ya lo sé, Hank, y me gustas, me gustas más que cualquier otro hombre que haya conocido, sólo tengo que dejar la bebida para los fines de semana, es necesario, sólo los viernes y sábados por la noche y nada los domingos. Yo seguía aún bebiendo los lunes por la mañana y eso me costó el empleo. Me voy a apartar de la bebida, pero quiero que sepas que esto no tiene nada que ver contigo.
- Sólo que yo soy un borracho desesperado.
- Sí bueno, pero yo estoy decidido.
- Está bien, Lou, pero no vengas a llamar a mi puerta hasta el viernes por la noche. Puede que oigas cantar y reír a bellas jovencitas de diecisiete años, pero no vengas a llamar a mi puerta.
- Tío, tú no jodes otra cosa que sacos.
- Pero parecen diecisieteañeros por el ojo de la cerradura.

Bukowski, Charles; Se busca una mujer.

jueves, 6 de mayo de 2010

Razzmatazz

Llevar navaja siempre es conveniente. Lo suyo sería llevar la Chef 2000, pero aún no han sacado la versión de bolsillo.

A veces, uno mismo no es uno mismo hasta el momento en el que muere. Es un poco contradictorio y cruel, pero no hay otra: la vida es muy larga, pero sólo hay una. Hay tanto por aprender, sin embargo, que la propia vida puede ser una arma de doble filo que puede oprimirte al ver que no eres capaz de aprender o experimentar todo aquello que quieres.

A pesar de todo, no debería venirte abajo; ya lo hiciste una vez y, aunque es fácil decirlo con un poco de perspectiva temporal, no merece la pena. No quiere decir que tengas que arrepentirte de lo pasado, Emma Coneja nunca se arrepentiría de algo que ha hecho. Si ahora eres así, es gracias a todo lo que has vivido anteriormente, y ya sabes... si te quitaran tu etiqueta de poppie de mierda (o alternativo, o reventado... o incluso gayer!) dejarías de ser tú. Tu Spotify no tendría sentido, tus libros serían un buen caldo de cultivo para un fuego fatuo e incluso las extravagancias dejarían de tener sentido (ahora claro que lo tienen... lo haces para ser diferente)

Sé que no es cierto lo que dicen de mí. Sé que no es cierto lo que dicen de ti...
Si el fin del mundo está por llegar... Y luego resulta que hay dudas...

Hacía tiempo que Emma Coneja no aparecía de manera explícita en la fase REM de Gordon Comstock. La guerra de Gordon consigo mismo hizo que ella se separara, e hizo bien. En el sueño, sólo tomaban café (ahora Gordon se desintoxica del café a la hora del té). Sin embargo, Gordon no puede olvidarla, ni tampoco querrá olvidar todos los cafés. Cuando Gordon llegue al fin, sólo podrá sonreír.

I'm sorry, but didn't you say that things will go better with a little bit of razzmatazz?

Go scream, do shout, make an eartquake.

jueves, 29 de abril de 2010

Untrust Us

Nos mirarán los chicos, nos mirarán las chicas...
Hoy no viene nada, está claro que el hombre necesita escribir a partir de unas determinadas emociones que cambien los humores del cuerpo...

La Chef 2000, el arma definitiva.
Discusiones familiares a partir de un buffet libre de lentejas.
Concierto de Supersubmarina al que sólo vamos cuatro personas. Nada raro viendo la intelligentsia del pueblucho este, que abarrota el concierto de El Barrio.
El United gana 10-3 al Bolton y el dinero que gané salía por el USB!!
Café.
Emma Coneja.
Café con Emma Coneja.

Yo sólo estaba leyendo la vida de Gregorio Samsa en mi habitación cuando de repente empezó a entrar gente por la ventana... de un quinto!! Podría haber utilizado la Chef 2000, pero no molestaban; es más, Georgy Girl y Kikoswoman incluso traían su propia edición de La Transformación (antigua "Metamorfosis") para que leyéramos a la vez.
En ese momento, la gente empezaba a hacer ruido y no nos dejaba leer. Empezaron a contarme la vida de Emma Coneja; parecía que todo le iba bien, e incluso había conocido a un tal Teddy Oso que la hacía la persona más feliz del mundo. Ante esto, yo no podía hacer otra cosa que alegrarme. Pensaban que me haría daño, pero no contaban con que he aprendido a amar de la misma manera en que Franz amaba a Sabina. La felicidad me hacía cada vez más pleno, nunca estuve tan cerca de ser mi completo "Yo".
Después de todo esto, no pude evitar despertarme con una sonrisa.

[Epílogo]
Fluoxetina rathiopharm 30mg. Comprimidos dispensables EFG
VIA ORAL
Rathiopharm España, S.A.

martes, 13 de abril de 2010

Todos de pie (prefacio)

Emma Coneja apareció el primer día de tu nuevo trabajo en esa ciudad. Ya no recuerdas donde era, tampoco importa mucho que fuera en Vetusta que en Amberville; puede que incluso fuera ese lugar que tanto odias, o hasta podía ser el Párnaso.

Parece ser que ella siempre trabajó allí, pero para ti eso no importaba. Emma había llegado el mismo día que tú y nadie te quitaría ese pensamiento de la cabeza. Luego te darías cuenta de que eso no era así, pero ya fue demasiado tarde; parece ser que eres rápido para cambiar de tiempo, no de pensamiento.

El caso es que Emma Coneja siempre te pareció alguien distinto a los demás. Era inevitable no sentirse atraido por esas orejas tan largas y que se cruzaban en una sola. Aun sin haber cruzado una palabra con ella, ya sabías que algo te acercaba más que a ningún otro peluche.

Por esa época, a ti te encantaba... si bueno, todo el mundo sabe lo que te gustaba, pero parece que no puedes (no quieres) recordarlo. Ahora todo eso te parece tan lejano, que pareces haber olvidado todo lo que sucedió más allá de estos cuatro últimos meses... e incluso esto te parece lejano y difícil de recordar. Sin ir más lejos, ahora Chomsky no es ese lingüista de vete a saber que teoría. No, ahora Chomsky es alguien que se enamoró de los Astrud.

Sin duda, lo mejor es amar a Emma Coneja de la manera en que Franz amaba a Sabina. Envuelve los buenos recuerdos, que esos, seguro, no quieres perderlos.

Y te inventaste un plan para escapar hacia adelante...

domingo, 11 de abril de 2010

Así se baila el siglo FeliPop.

Con la tortuga de juguete,
con el Megazord de los Power Rangers,
con los cartones,
y con Oliver y Benji,
con Dragon Ball,
con los Mortadelos,
con Tintín
y con Astérix y Obélix.

Con Astérix y Obélix
se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.

Con Astérix y Obélix
se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.

El siglo FeliPop no se baila,
el siglo FeliPop no se baila
con Apariencias City.

Con el parque de los drogatas,
con el botellón en Requero,
con la San Eufrasio Independiente,
y con Stoke-on-Trent,
con el Indígena,
con Emma Coneja,
con los Cabeshos,
y con Modaba Ardiente.

Con Modaba Ardiente
se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.

Con Modaba Ardiente
se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.

El siglo FeliPop no se baila,
el siglo FeliPop no se baila,
el siglo FeliPop no se baila,
el siglo FeliPop no se baila
con los vampiros de Crepúsculo.

Con Umberto Eco,
con Milan Kundera,
con Jarvis Cocker,
o con Guille Mostaza,
con la musa erótica,
con la Credenza Curiosa,
con el Gin-Tonic
y con George Orwell.

Con George Orwell,
con George Orwell,
con con George Orwell
se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.

Con George Orwell
se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.

El siglo FeliPop no se baila,
el siglo FeliPop no se baila
con los catetos.

Con los Beatles,
con el Indie Pop,
con los Alcántara,
con El Milagro de P. Tinto,
con El Hombre que Duerme,
con los Hidrogenesse,
con el Twitter
y con las Frikisessions.

Con las Frikisessions
se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.

Con las Frikisessions
se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.

El siglo XX no se baila,
el siglo XX no se baila
con la fluoxetina.

Se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.
Se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.

Se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop.
Se baila el siglo FeliPop,
así se baila el siglo FeliPop ...

Con el ritmo de la noche
se baila el siglo FeliPop.

sábado, 10 de abril de 2010

Conversaciones con el Fadux Odenrick

- ¿Qué haces esta noche?
- No sé
- ¿Por qué haces esto?
- No sé
- ¿Cuándo te vas?
- No sé
- ¿A quién odias?
- A todos
- ¡Qué triste es odiar a todo el mundo! ¿A quién quieres?
- No sé
- Siempre vas vistiendo como, viviendo como...
- Es lo que hay, mis odios no suelen ser exigentes.
- Me aburres...
- Fadux Odenrick, yo sé que tú eres de los que miran en los accidentes.
- Perdona, Gordon Comstock, pero aquí estamos hablando de ti, y tú tienes un problema.
- ¿Qué dices?
- Sí, un problema.
- ¿Qué problema?
- Ella, Emma Coneja.
- El tiempo lo curará todo.
- Bueno, no te preocupes. Dicen que el verdadero amor siempre acaba encontrándote y buscándote por mucho que os separéis. ¿Qué es para ti ese verdadero amor, Gordon?
- Alguien con quien nunca me pueda cansar de hablar, Fadux Odenrick, que siempre tenga un libro, un disco... lo demás da igual!
- Tienes dos problemas entonces.
- ¿Otro más?
- No eres tan "importante" como te crees.
- No has descubierto nada, Fadux Odenrick. Yo sólo busco alguien con quien asociarme, con el que pueda hablar en fax, como los módems, y que sea una esponja!
- Me voy, Gordon, me aburres...

Otra vez sólo, al final lo he conseguido. Ni ella, ni ella, ni ella... nadie. Ni siquiera soy capaz de seguir algo que me gusta...
Ahora que lo pienso, no me gusta escribir en primera persona, la segunda persona te hace sentir mucho mejor... Puedes cambiar de persona de la misma manera que cambias de tiempo; aunque cambiar de tiempo es muchísimo mejor, no tiene comparación con nada. Puedes ir a los 60, visitar la París modernista, darte una vuelta por el Frente de Aragón y visitar a George Orwell, e incluso conocer a Aristóteles Sócrates Onassis!

Si cambias de tiempo, cambias de todo.
Ya ni siquiera te entran ganas de llorar.
Ella es feliz así. Lo mejor es no causarle más problemas.
Ojalá pudieras besarla y desnudarla de nuevo, aunque eso no ayudaría a nada.
Ella no es para ti. Ella quiere vivir; tú eres un viejo cascarrabias.

Ahora que lo pienso... lo que da de sí una caída...



viernes, 9 de abril de 2010

Que voz tan dulce...

Y si te puedes colar, ni te lo vas a pensar.

Si te da por mirarme, prometo no suspirar, prometo no rebajarme más.

Tu mundo, sin mundo... son todos igual.

Y te irás con tus amigos en vez de venir conmigo.

Paso de ti, pasas de mi...

Cierra bien la puerta... haz que no me arrepienta.

Así estuvimos sin parar de conversar [...] llegando a comentar que eras capaz de compartir tu vida conmigo.

Eh! Han vuelto los espacios! Has vuelto a cambiar de tiempo!

A saber en qué tiempo estarás ahora…

Es 4 de abril de 1984, el Gran Hermano de vigila.

Al final, el sol sale para todos.

No querrás convertirla en una galleta rancia. Ella no es así, tú sabes que ella no es así y te alegra saber que nunca lo será.

Todo el mundo debería apuntarse a un taller de memoria.

No sabes la felicidad que irradia y que atrae a más felicidad…

Uno es yo cuando hace un año se sentía diferente a como es ahora? Acaso ahora ese “yo”, que se siente más realizado cada día no es tu yo? O es que nunca eres “yo”?

El “yo” propio depende de la parte de ese mismo “yo” que alguien tiene dentro de sí. Es un acuerdo tácito: “Yo te doy tu ‘yo’. Tú me das mi ‘yo’”. Y a partir de ahí, surge el amor.

El amor no es otra cosa que tener siempre a un compañero de conversación.